La clave está en las reuniones | Planificación Estrategica

La clave está en las reuniones

¿Sabías que todo pasa a través de las conversaciones? No estamos exagerando. En las conversaciones está la clave. Y el espacio donde se generan las conversaciones en las empresas es en las reuniones.

Por eso, como dice la autora norteamericana Judith Glaser, si quieres mejorar la comunicación, la cultura de tu compañía y la efectividad de tu equipo debes mejorar el ritmo de tus reuniones.

En Scaling Company proponemos realizar reuniones estructuradas, con duración definida y temas conocidos con anterioridad, y – algo muy importante- con un ritmo ágil. En ellas tomamos las decisiones de futuro de la empresa por lo que no nos estancamos en el análisis del pasado. Conocemos la importancia de las reuniones y proponemos 4 tipos.

La primera es la reunión diaria. No debe durar más de 10 minutos, debe realizarse de pie y tener un objetivo claro. Es una reunión estructurada, en la que cada participante comparte una buena noticia, su prioridad del día y el tema que lo tiene atorado. Corta, ágil e integradora.

La segunda es la reunión semanal. La iniciamos poniendo en común aquello de lo que estamos agradecidos. Luego compartimos los temas relevantes, revisamos los indicadores semanales y damos paso a lo que llamamos inteligencia colectiva. Ahí es donde definimos cuál de los temas analizados debemos resolver y definimos un plan de acción. Proponemos terminar la reunión con evaluación del 1 a 10 y un análisis de lo que debemos mejorar.

La tercera es la reunión mensual. Es muy similar a la reunión semanal pero un poco más extendida. En ella se analizan los resultados del mes, como la facturación alcanzada y el margen de ganancias, y revisamos cómo vamos en relación a las metas e iniciativas trimestrales y anuales. Como te debes haber dado cuenta, en ella llevamos a cabo una revisión de la estrategia.

Finalmente está la reunión trimestral. Se trata de una instancia de planificación en que se revisan los resultados del último trimestre, generamos aprendizaje colectivo para mejorar como equipo, revisamos la estrategia de la compañía y planificamos el siguiente trimestre.

Es fundamental que este sistema de reuniones se reproduzca como cascada en toda la organización. Es decir, que todos en la empresa participen de reuniones similares.

En las reuniones está el secreto para lograr resultados extraordinarios, alinear al equipo y disfrutar el camino. Lo hemos comprobado en nuestro trabajo y con cada uno de nuestros clientes.

Tags: